Inversores

Inversores

Rating

La agencia de rating Fitch ha concedido a BMN, formado por CajaMurcia, CajaGranada, Caixa Penedès y “SA NOSTRA”, la calificación BBB+, con perspectiva estable. El grupo BMN obtiene la calificación gracias a una sólida franquicia de las cuatro cajas en sus regiones de origen,  a la buena gestión, a una elevada diversificación de riesgo de crédito y al reducido riesgo de mercado, según  Fitch.

En su nota de prensa, la agencia de rating  hace referencia a la expansión contenida de oficinas en  las cajas que componen BMN, durante los años de bonanza económica, y resalta que la creación del Grupo se caracteriza por su diversificación geográfica y por los bajos niveles de concentración de riesgos crediticios.

Fitch se refiere también a la débil situación de la economía española, a la concentración en el sector inmobiliario y al deterioro en la calidad de los activos.

Como otros aspectos positivos, la agencia destaca la experiencia en la gestión de costes demostrada por las cajas de mayor dimensión que forman el Grupo, la existencia de mecanismos que  permiten mitigar  la presión sobre el margen de intermediación y el hecho de que la rentabilidad se verá beneficiada por los saneamientos contra reservas realizados en el momento inicial.

Por otra parte, Fitch opina que la situación de liquidez del grupo se beneficia de una base estable de depositantes, de la diversificación de los vencimientos de deuda y del holgado volumen de activos líquidos elegibles disponibles.

Por lo que se refiere a solvencia, la agencia menciona que el Grupo empieza sus operaciones con un ratio de Core capital del 8.4%.  

Qué es el rating?

El rating es la calificación de la solvencia de una entidad para determinadas emisiones de deuda o acceso al crédito. También define la calificación global de la solvencia de una empresa pública o privada, de organismos y administraciones públicas e incluso de estados.

La calificación asignada a la deuda indica la probabilidad de que la deuda sea repagada en los plazos acordados en la emisión y no constituye una recomendación de compra, venta o mantenimiento de valores por cuanto no hace referencia al precio de mercado o a su conveniencia para un inversionista determinado.

Las calificaciones se dividen básicamente en dos grandes bloques:

  • Investment Grade (o Grado de Inversión), incluye a emisores cuya capacidad de pago es considerada adecuada, con diferente graduación dentro del propio Investment Grade, para diferenciar la mayor o menor fortaleza financiera. Las calificaciones de Investment Grade para el largo plazo suelen variar entre AAA ó Aaa, y BBB ó Baa.
  • Speculative Grade (o Grado Especulativo), para aquellos emisores con un mayor riesgo de incumplimiento de sus compromisos de pago.

Las calificaciones pueden ser revisadas, suspendidas o retiradas por la entidad calificadora en cualquier momento.